Apiterapia

Apitoxina 

Veneno de abejas, excelente terapéutico para cualquier enfermedad, su cura y prevención …

¿QUE ES LA APITOXINA?

La Apitoxina es, dicho sencillamente, veneno fresco de abejas, purificado. Mediante procesos específicos, se eliminan componentes no benéficos del veneno, tales como aceites volátiles, lípidos y proteínas. La Apitoxina inyectable sustituye con muchas ventajas las picaduras directas de las abejas. Con la Apitoxina disminuyen sensiblemente el dolor y las inflamaciones propias de las picaduras, y se elimina el riesgo de una infección sobrecargada o incluso la contaminación por clostridio que produce el tétano. Se prepara Apitoxina según técnicas alemanas. Se envasa en frascos color acaramelado normalmente 8 dosis de 1 ml. cada una. Cada dosis en este caso, contiene unos 1000 mg. de veneno de abejas. 

ACCIONES DE LA APITOXINA

La Apitoxina posee cinco acciones principales:

  • Antiinflamatoria
  • Analgésica
  • Vasomotor
  • Inmune regulador
  • Estimula el hipotálamo, hipófisis, glándula suprarrenal haciendo producir corticoides por un reflejo neuro-hormonal

ACCION FISIOLOGICA DE LAS FRACCIONES QUE LA COMPONEN

  • APAMINA: Polipéptido básico de PM 2038 de acción neurotóxica. En el veneno entero actúa como vasomotor, incrementando discretamente la permeabilidad de los vasos.
  • MELITINA: Polipéptido básico DE PM 2840 de acción hemolítica, en el veneno entero solo ejerce acción vasomotora, moderada acción antibacteriana y antifúngica.
  • HIALUROANIDASA: PM=38000 Enzima que participa en la hidrolisis del ácido hialuronico de los tejidos. Confiere permeabilidad a los vasos “abriendo camino a los demás componentes del veneno”(Habermann, E..1972)
  • HISTAMINA: Participa como vasodilatador de los vasos sanguíneos.
  • FOSFATASA A2: Enzima de PM 19000 de acción citolítica en cantidades apropiadas, por ataque a los fosfolípidos de las membranas celulares, con producción de liso fosfolípidos. Posee actividad bacteriana y antivírica.
  • FOSFOLIPASA B: Acción similar al anterior
  • MCM: Péptido de PM 2593 lisa a los mastocitos, selectivamente incrementa la permeabilidad capilar.
  • MINIMINA: Péptido básico de PM 6000 acción parecida a la de la fosfolipasa.

PROPIEDADES: •Antiinflamatoria, •Analgésica, •Anti envejecimiento, •Anti arrítmica, •Cardiotónica, •Vasomotora, •Hipotensora, •Fibrinolítica (disolver trombos), •Anti agregante plaquetario, • inmune reguladora, •Radio protectora, •Antibiótica, •Antiviral, •Antitumoral, 

La mayor parte de las aplicaciones y usos terapéuticos de apitoxina, están muy difundidas en Rusia y Europa Occidental, se refieren a la prevención tratamiento natural de la artritis, esclerosis y reumatismo con ausencia de efectos colaterales.

Muchas otras aplicaciones han sido relatadas, incluyéndose terapias para; control y permeabilidad de los vasos capilares; disturbios otorrinolaringológicos; enfermedades ginecológicas; tuberculosis;  herpes ocular; lipemia; estimulación de las funciones sexuales; infecciones bacterianas y por hongos; inhibición a la propagación y metástasis de células tumorales.

COMO SE APLICA LA APITOXINA. -DESINFECTAR EL TAPÓN DE GOMA CON ANTISÉPTICOS. SE LAS COLOCA INTRADÉRMICA INTRODUCIENDO EN LA PIEL SOLO EL VISEL DE LA AGUJA Y SE INYECTA UN POCO HACIENDO UNA VACUNA O PAPULA REPRESENTANDO A UNA PICADURA DE ABEJA. DE ESTA MANERA SE SIGUEN HACIENDO VARIOS PINCHAZOS EN DIFERENTES PARTES DEL CUERPO HASTA TERMINAR EL CONTENIDO DE LA JERINGA.

ESTA APLICACIÓN ES ASÍ PARA TODA ENFERMEDAD O PATOLOGÍA. SE APLICA CADA TERCER DÍA. TAMBIÉN ES ACONSEJABLE, EN LOS QUE NO ESTÁN ENFERMOS COMO MEDICINA NATURAL ATOXICA Y PREVENTIVA MEJORANDO EL RENDIMIENTO PSICOFÍSICO Y PREVINIENDO UNA VEJES PREMATURA O SENIL.

Las importantes virtudes de esta sustancia, pilar fundamental de esta nueva medicina “ATOXICA y NATURAL”, puede curar muchísimas enfermedades.

Esta toxina se convierte en el mejor antídoto y en el remedio más eficaz para combatir el Reuma y la Artritis.

Única sustancia capaz de revertir cuadros dolorosos y paralizantes sin intoxicar el organismo.

Está científicamente comprobado que los apicultores y demás personas que se inyectan veneno de abeja no padecen de reuma, artritis, y cáncer, porque están inmunizados. La Apitoxina no tiene prácticamente contraindicaciones. Hasta los alérgicos Pueden tratarse.

También resulve la Neuritis, Neuralgias, Gota, Artritis Deformante, Traumatismos y las enfermedades de los Nervios. Es muy útil en caso de quemaduras y problemas de la piel; disminuye la presión sanguínea, lo que lo convierte en el mejor antídoto contra la hipertensión y la psoriasis.

Contrariamente a los que muchos suponen el veneno de la abeja es muy efectivo en el tratamiento de la Artritis y Reuma. Elimina el dolor, facilita la regeneración del cartílago, mejora la movilidad de las zonas afectadas y frena el avance del mal. El 90% de las personas tratadas se curan.

Su poder analgésico es inmediato y supera la morfina. Algunos pacientes solo tienen que esperar entre 45 y 120 minutos para sentir su acción analgésica y que desaparezca el dolor. Es el antirreumático ideal porque cura sin causar adicción ni provocar trastornos orgánicos.

Está científicamente comprobado que el veneno de la abeja contiene interferón, sustancia que en la actualidad se experimenta para combatir el cáncer. Tal vez se debe a este compuesto el hecho de que hasta el momento no se haya registrado caso de cáncer entre los apicultores.

Como está comprobado, los glóbulos blancos en el organismo actúan como misiles contra el cáncer, mediante lo que se llama inmunoterapia adoptiva, ello nos da a entender el papel preponderante que tiene el veneno de la abeja como elemento de prevención y aplicación contra el cáncer, ya que el mismo aumenta las defensas inmunológicas del organismo lo que conlleva a aumentar las defensas contra el cáncer.

No es posible dejar de mencionar y antes más bien, agradecer las manos benéficas sobre la investigación, como los “valiosos aportes” de farmacéuticos y bioquímicos de la Universidad De San Miguel De Tucuman (Argentina) En Lo Referente A La Elaboración Y Composición Química Del Veneno De La Abeja, en dosis correctas terapéuticas.

Útil para: •Artritis, •Artrosis, •Asma, •Nervio ciático, •Lumbalgias y dolores articulares, •Osteoartrosis, •Parkinson, •Displasias mamarias, •Dolores e inflamaciones de origen traumáticos, •Enfermedad de Lyme, •Enfermedades cardiovasculares, •Enfermedades pulmonares crónicas, •Neuritis, •Neuralgia (ciático, facial, trigémino), •Depresión sistema inmunológico, •Hipertensión, •Neoplasias, •Reumatismo de tejido blando, •Cáncer, •Esclerosis múltiple, •Lupus Eritematoso, •Toda enfermedad autoinmune.